• ecoColab

Espacio Natural de Doñana


Playas de Doñana

El Parque Nacional de Doñana es Reserva de la biosfera y Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un mosaico orgánico cuya belleza ha sido presenciada por tartesos, fenicios, griegos, romanos, árabes y civilizaciones milenarias que dejaron huella con su sabiduría ancestral.


Doñana es tan espléndida, tan hermosa, que en cuanto te acercas a ella puedes sentir su magia.Es tanto lo que nos aporta, que desde ecoHuelva queremos enseñártela poco a poco. Y para ello comenzaremos por su historia y el papel que juega en la Naturaleza.


Caballos semisalvajes en el entorno de Doñana

Mª Carmen Carrasco Ramírez.

Doñana parte 1


Espacio Natural de Doñana


El espacio natural de Doñana está localizado en un lugar privilegiado, ya que se encuentra en la confluencia de las regiones mediterránea y atlántica, convirtiéndose en el último eslabón europeo de las rutas migratorias Europa-África-Asia y en una importante área de invernada y cría de multitud de aves acuáticas.


Está formado por el Parque Nacional de Doñana y se trataría de la zona más interna y protegida, lo que sería el corazón de nuestro espacio, y el Parque Natural de Doñana, que lo rodea y se trata de una figura de protección algo menos restrictiva, constituyendo en su conjunto el Espacio Natural Doñana, uno de los territorios protegidos más importantes de Andalucía e incluso de Europa. Cuenta con una extensión aproximada de 120.000 hectáreas distribuidas en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla.


Bosques de Doñana

En este Espacio Natural podemos encontrar zonas tan diferentes e importantes como la marisma natural y transformada, playas, dunas móviles y fijas, zonas de transición entre las arenas y la marisma conocida como “vera", arenas estabilizadas o “cotos", arroyos, bosques de ribera, complejos lagunares, dehesas y pastizales. Esta gran diversidad le confiere al territorio una singularidad especial, haciendo que Doñana presente una fauna y una flora muy rica y variada y además presente especies realmente frágiles que están en peligro de desaparecer del planeta.


Breve Historia


El espacio natural de Doñana no era como lo conocemos hoy. Para llegar a lo que es en la actualidad, este entorno ha tenido que sufrir unos cambios geomorfológicos muy acusados.


En un principio era un estuario que ocupaba toda la marisma actual. Hace unos 6000 años comienza a cerrarse la bahía como consecuencia del movimiento de material arenoso debido a la erosión eólica, marina y de las corrientes de marea, siempre oblicuas a la costa y en dirección sureste. El lago litoral (conocido como Ligustinus) que se formó, se fue colmando por el depósito de arcillas provenientes de los ríos que recorren la zona del Guadalquivir. Este lento proceso fue transformando el lago en una marisma marítima, que es el paisaje que observamos en la actualidad.


Mapa geomorfológico del rico sistema de Doñana (Imagen: Sociedad Geológica)

Si nos remontamos en el tiempo, el hombre colonizó pronto estas tierras, situándose en esta zona la ciudad de los Tartesos, habitada desde la época del Bronce por gentes procedentes de África, y siendo además visitado por fenicios, griegos, romanos…


En el siglo XIII, Alfonso X El Sabio, reconquista este territorio.


El parque recibe el nombre de “Doñana" como deformación de Doña Ana, que fue esposa del séptimo Duque de Medina Sidonia y que se refugió en el coto para desentenderse de la vida libertina que llevaba su madre, la Princesa de Éboli.


A principios del Siglo XX esta zona se convierte en cazadero real. Alfonso XIII viene a cazar al coto frecuentemente.


Lince ibérico en el Parque Nacional de Doñana

En 1964 un grupo de naturalistas ingleses enamorados de la riqueza faunística y paisajística de Doñana, realizan una aportación económica a través del WWF (Fondo Mundial para la Conservación) para adquirir un terreno y convertirlo en una zona de protección gestionada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.


En 1969 el Ministerio de Agricultura crea por decreto el “Parque Nacional de Doñana" como protección a la reserva biológica. En 1978 se amplía su extensión. En 1980 se le otorgó el título de Reserva de la Biosfera por la Unesco y en 1994 esta lo incluye dentro de la lista de los lugares considerados “Patrimonio de la Humanidad". Además de contar con estas figuras de protección nacional e internacional, también es una zona ZEPA (de especial protección para las aves) , ZEC (Zona de especial conservación), zona RAMSAR, por la importancia de sus humedales, cuenta con un “Monumento Natural" Acantilado del Asperillo, y otro “Monumento Natural” Pino centenario Parador de Mazagón, en 2006 se adhiere a la Carta Europea de Turismo Sostenible, en 2014 se incorpora a la lista Verde de Áreas Protegidas y Conservadas de la UICN y en 2016 se amplía el ámbito territorial del Parque Natural de Doñana y de la ZEPA.


Importancia del Espacio Natural Doñana:


Doñana es un mosaico orgánico que incluye lagunas, playas, dunas móviles y fijas, cotos y marismas

Dejando de un lado la historia, encontramos que la verdadera riqueza de Doñana se encuentra en la GRAN DIVERSIDAD DE SUS ECOSISTEMAS.


Doñana es un mosaico orgánico que incluye lagunas, playas, dunas móviles y fijas, cotos y marismas, así como diversas zonas de transición. Estos diferentes espacios salvajes albergan una riquísima variedad de fauna y flora y constituyen el refugio de invernada de más de 300.000 aves acuáticas al año.


Además, el paisaje que se nos presenta, difiere mucho según la época del año que visitemos el espacio natural, apreciándose sobretodo en la marisma, el ecosistema más cambiante de todos los que constituye Doñana.


Playas de Doñana

La fauna que podremos ver en invierno no va a ser igual a la que se vea en época estival. Así, en invierno nos encontraremos con aves que llegan a esta zona en busca de un lugar de invernada, huyendo del centro de Europa debido a las bajas temperaturas y a la escasez de comida, como es el caso del ánsar común y de infinidad de anátidas . Llegan en Otoño para pasar el invierno y en Febrero y Marzo regresan al Norte de Europa para criar.


En primavera se establecen en esta zona multitud de aves migratorias provenientes de África. Vienen en busca de un lugar donde criar a su prole. En esta época nos encontramos con aves zancudas, golondrinas, águilas culebreras, calzadas, milanos negros etc, que ocupan su tradicionall “zona de cría". Es una época en la que se suceden los cortejos entre las aves y momento en el que podemos encontrar algunas crías de anátidas.


Flamencos en el Entorno Natural de Doñana