• ecoColab

Paraje Natural Marismas del Odiel


Paraje Natural Marismas del Odiel


Artículo por Mª Carmen Carrasco Ramírez.




¿Qué es Marismas del Odiel?


El Paraje Natural Marismas del Odiel constituye uno de los sistemas mareales marismeños mejor conservados de España. Se encuentra situado al sur de la provincia de Huelva, en la confluencia de las desembocaduras de los Ríos Tinto y Odiel, dando lugar a un espacio influenciado por aguas dulces y saladas formándose los humedales. Es un espacio de gran diversidad, formado por planicies intermareales, caños, esteros y una gran playa, que dan cobijo a una gran variedad de especies diferentes, tanto animales como vegetales. Además, este paraje natural se sitúa de forma estratégica en el camino de las rutas migratorias de aves, ya que se encuentra en una encrucijada, separando el gran continente europeo del africano, y el Océano Atlántico del Mar Mediterráneo. Esto la convierte en uno de los paraísos ornitológicos más importantes de Europa y nos permite la observación de una gran cantidad de aves que refuerzan la importancia de este espacio protegido.


Ecosistemas que podemos encontrarnos


Salinas tradicionales con Huelva a fondo

Este paraje cuenta con una superficie de 7185 hectáreas, donde podemos encontrarnos distintos ecosistemas que constituyen el hogar para muchas especies diferentes dándole una gran biodiversidad.


- La Marisma: se trata de marismas mareales. Se encuentran surcadas por canales y esteros que quedan cubiertos por la pleamar, lo que determina que en esta zona nos encontremos con una vegetación altamente especializada a factores medioambientales como la salinidad o el grado de inundación. Esta vegetación adaptada a condiciones extremas, recubre casi el 100 % de la superficie de la marisma y supone un importante lugar de descanso para muchos de los habitantes que nos encontramos en este paraje, sirviendo de refugio para muchas aves como ardeidos y láridos o asentamiento de colonias como la de la espátula (Platalea leucorodia).

Acceso a la playa mediante una pasarela de madera

- La costa: para los habitantes de este ecosistema, la vida no es nada fácil, ya que presenta un elevado dinamismo provocado principalmente por la acción eólica. Las formaciones vegetales que podemos observar deben adaptarse a la movilidad del sustrato, por lo que la diversidad florística aquí es reducida, en cambio, es una zona muy interesante para observar una gran variedad de aves limícolas.


- La salina: en este espacio protegido podemos encontrarnos las Salinas del Odiel, salinas industriales que se explotan desde 1970 y que ocupan una importante superficie, modulada por balsas y sectorizadas por muros y caminos. Constituye un espacio muy interesante por la elevada densidad de aves asociadas como anátidas, láridos, limícolas y ardeidos.


La flora del Paraje Natural Marismas del Odiel

- El bosque mixto: en distintas zonas del paraje, podemos encontrarnos formaciones boscosas a modo de islas verdes que se componen principalmente de pino piñonero (Pinus pinea), alcornoques (Quercus suber), algunos acebuches (Olea europaea) y algarrobos (Ceratonia siliqua), acompañados de un variado matorral como lentiscos (Pistacia lentiscus), mirto (Myrtus communis), palmito (Chamaerops humilis) y jaras (Cistus spp.). Estas islas verdes sirven de hogar para gran cantidad de especies, gracias a los muchos recursos que ofrecen (alimento, lugar de descanso, refugio, zonas de sombra etc), siendo la zona de mayor concentración de aves paseriformes, pero además donde habitan otras especies como conejos, erizos, zorros, lagartos ocelados, lagartijas colilargas y culebras de distintas especies.

Observatorio Calatilla de fondo

- Agua dulce: repartidas en masas de agua de distinta entidad y dependencia estacional, cuya vegetación asociada es muy diferente a la anteriormente descrita, formándose herbazales donde abundan varias especies de juncos y tarajes. Estas zonas son muy importantes para los habitantes del paraje ya que son zonas donde poder beber, bañarse o dormir, formando concentraciones nocturnas muy numerosas de distintas aves, y donde es fácil observar los rastros y huellas de especies como nutrias, musarañas, gato montés etc.


Figuras de Protección


Marismas del Odiel se encuentra catalogado actualmente como Paraje Natural por la ley 2 / 1989, de 18 de Julio, por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales de Andalucía, una figura de protección que integra la salvaguarda de sus valores naturales por tratarse de espacios con excepcionales características, con la finalidad de atender la conservación de su flora, fauna, constitución geomorfológica, su especial belleza y otros componentes de destacado rango natural, pero además, aunándolo con el uso sostenible de sus recursos, claro ejemplo lo podemos ver en la explotación de sus salinas o en la recolección de piñas y madera.


Además, este paraje fue declarado “Reserva de la Biosfera” por la Unesco en 1983. También se declaró Zona de Especial Protección para las aves -ZEPA- ( 1987 ), lugar de interés Comunitario -LIC-, y se incluye dentro del Convenio relativo a Humedales de Importancia Internacional como hábitat de aves acuáticas (Convenio RAMSAR), entre otros reconocimientos. Por último, cuenta en su interior con dos Reservas Naturales: Marismas del Burro e Isla de En medio, de especial fragilidad.


Paraje Natural Marismas del Odiel con la marea baja

El estudio de las aves en Marismas del Odiel


Gracias al trabajo conservacionista de muchas personas y al conocimiento de la ecología de la marisma, Marismas del Odiel constituye hoy en día uno de los paraísos ornitológicos más importantes de Europa. Este espacio es un humedal, lo que implica que es un lugar de mucha diversidad, ya que es una zona de transición entre el medio marítimo y terrestre que alberga distintos tipos de ecosistemas, y en consecuencia, distintos “habitantes" que viven en cada uno de ellos. Además, tiene una posición estratégica para las rutas migratorias, siendo una zona de paso obligado para miles de aves migratorias en su ruta de Europa a África y donde todo amante de la ornitología podrá disfrutar de la gran cantidad de especies diferentes que se pueden observar.


Este espacio es emblemático para muchos investigadores de la naturaleza. Desde principios del siglo XX se ha venido empleando un esfuerzo constante en el estudio de sus aves, aportándose numerosos datos y sentando las bases de la gestión actual del Paraje Natural, pudiéndose afirmar que el estudio de las aves en el Odiel es bastante profundo y amplio.


Flamencos en el Paraje Natural Marismas del Odiel

Actualmente, como proyectos de seguimiento más intensos y continuados encontramos:


  • Censos generales de aves acuáticas, iniciado en 1989.

  • Proyecto de seguimiento del zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis), iniciado en 1992.

  • Seguimiento de la población invernante de águila pescadora (Pandion haliaetus), iniciado en 1989, marcaje de la población iniciado en 1996 y reintroduccion de ejemplares para su reproducción en 2004.

  • Seguimiento de la gaviota patiamarilla (Larus michaellis) iniciada en 1986 y marcaje de ejemplares iniciado en 1997.

  • Seguimiento de aves migratorias en paso postnupcial, iniciado en 1986.

  • Seguimiento de la población invernante de aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus), iniciada en 1989 y marcaje de ejemplares iniciado en 1997.

  • Seguimiento de la población reproductora de tarro blanco (Tadorna tadorna), iniciada en el 2000.

  • Seguimiento de la población reproductora de charrancito común (Sternula albifrons), iniciado en 1989 y vigilancia, control y manejo de la Colonia iniciado en el 2000.

  • Seguimiento de la colonia de espátula (Platalea leucorodia) desde 1977, anilla,viento de los ejemplares desde 1979 y puesta en marcha del Plan Regional de Conservacion de la Espátula en Andalucía, iniciado en 2003.

  • Seguimiento de la población reproductora de aguilucho cenizo (Circus Pygargus), iniciado en 1989.


Camino que conduce al observatorio de aves

Con todo esto, podemos intuir, que a lo largo de tantos años el registro de datos es impresionante y la repercusión de estos es considerable. Cabe destacar que algo más del 50% de los larolimicolas anillados en España, proceden de las capturas de Marismas del Odiel y para otras especies el porcentaje es aún mayor.

Cabe destacar que el resultado de este proyecto, se ha obtenido gracias al trabajo voluntario de personas de toda la geografía española y países extranjeros, superando los 1800 colaboradores, entre los que afortunadamente me incluyo. Esta circunstancia hace de la Estación Ornitológica del Odiel un lugar de estudio referente a nivel nacional e internacional.

En definitiva, gracias a todo este trabajo realizado durante años hasta nuestros días, se permite un mejor conocimiento de este espacio protegido y en consecuencia de su conservación.


Teníamos muchas ganas de ampliar la familia ecoHuelva con personas involucradas en la ecología y el Medio Ambiente de nuestra provincia y hoy os presentamos a Mª Carmen Carrasco Ramírez.


Esta cartayera es Licenciada en Ciencias Ambientales y desde pequeña es una amante de la naturaleza. Ha trabajado como monitora de Educación Ambiental en Platalea, Guadiana Spirit y Babel Nature, realizando rutas guiadas por Doñana, Marismas del Odiel y otros puntos de interés en Huelva.

Esta pasión también la ha llevado a ser voluntaria en el anillamiento de aves, avistamiento de animales marinos varados en la costa de Huelva y al estudio de la población de camaleones en la costa occidental de Huelva.

442 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo